Puedes encontrar la entrada con el vídeo original aquí

Transcripción del video:

Hola!

Hoy quiero compartir con vosotros unos ejercicios de productividad que os ayudaran a enfocar vuestra energía para terminar aquellas cosas que son importantes realmente.

El primer ejercicio es la “lista de cosas por completar”, es muy simple de hacer: coge una hoja de papel y tomaros de 5 a 10 minutos para hacer una lista de las cosas que tienes en la cabeza por completar.

Ya sea en el trabajo, porque tienes que hacer un reporte que es muy aburrido o muy pesado de hacer, porque estés comprometido con un vecino para ayudarle a pintar su casa pero es algo que no tienes ganas ni tiempo de hacer… y que queda pendiente, queda en el aire, es algo no solucionado y que esta por completar.

Aunque posiblemente no tengas ganas de completarlo, o a nivel emocional tienes un problema que no has resuelto con alguien, y no has hablado de ello… o a nivel físico tienes ganas de hacer un poco de ejercicio, de bajar de peso… y lo tienes ahí, lo dejas descansar, esa idea de hacer ejercicio para el próximo mes, pero te queda ahí, y siempre que hay alguna situación que te lo recuerde vuelve a salir, y sientes que no lo has hecho, que no lo has completado, que no te has embarcado en eso.

Entonces para el video y has la lista de cosas por completar, cosas que están pendientes (también se podría llamar así: lista de cosas que están pendientes), así que para el video aquí, escríbelo, y vuelve cuando hayas terminado.

Bien ahora tienes tu lista de cosas por completar. Ahora viene un ejercicio de limpieza, y en este ejercicio hay que tomar decisiones, y las decisiones son:

¿Quiero completarlo, o no quiero completarlo?

Así de simple, pero no puedes dejarlo pendiente, porque la lista de cosas pendientes o cosas por completar tiene el objetivo de que liberes tu mente y tu subconsciente de esas cosas que están pululando, y que te quitan energía porque no están resueltas.

Entonces tienes que hacer un circulo, marcar con un símbolo que tú quieras, resaltando las cosas que realmente vas a completar, y las que no vas a completar sencillamente no las marques, así las vas a tener diferenciadas.

Después que hagas eso, en cada página escribe en un pedazo de la hoja (estos ejercicios sería buenos que los hicieras en una libreta, en un block de notas, en un cuaderno, en un lugar donde no se te pierdan, que no sea una hoja suelta) vas a escribir de 1 a 3 pasos que necesitas para completar esta actividad, este compromiso, este problema, etc.… tanto para las cosas que si vas a completar, como para las cosas de las que te quieres liberar. Porque hay por ejemplo compromisos que no quieres cumplir, hay acciones que tienes que tomar para liberarte de ellas o permanecerán en tu cabeza molestándote y quitándote, chupándote energía.

Por ejemplo, si te has comprometido con un vecino a ayudarle a pintar la casa y es algo que no vas a hacer y que no quieres hacer, es importante que le llames, o vallas y le toques la puerta y le digas “amigo tengo que decirte algo, es que voy muy ocupado y que no te voy a poder ayudar lo siento, perdóname pero pensé que si podía ayudarte… Pero vente vamos a tomarnos rapidito una cerveza…” hacer algo para que puedas cerrar ese capítulo.

Las cosas por completar, de 1 a 3 acciones que tienes que tomar para completarlas, sea cuales sea, de esta manera tendrás una lista que te resolverá esas cosas que te quitan la energía, porque están pendientes y no completadas.

Espero os haya gustado y las próximas 2 entradas serán sobre otros 2 ejercicios de productividad que yo creo que también son muy útiles.

Espero que lo disfrutéis.

Chao!