Puedes encontrar la entrada con el vídeo original aquí

Transcripción del video:

Hoy estoy en Londres y os quiero hablar sobre el sexto error que no debéis cometer como coach. Realmente este es un error que cometen todos los emprendedores, es no gastar el dinero suficiente para poder empezar tu práctica de coaching, tus actividades como coach o cualquier iniciativa empresarial.

Por otro lado también es un error gastar muy poco dinero, porque uno tiene que gastar en base a las necesidades para poder primero llegar a su audiencia y segundo poder ofrecer (en el caso de coaches) un servicio que sea bueno, que mantenga la calidad y genere nuevos clientes.

Entonces la pregunta del millón es: ¿cuánto hay que gastar para que funcione la práctica de coaching? No es una pregunta fácil de responder porque todo dependerá de tu mercado, de cuanto cueste llegar a tus clientes posibles, de cuanto te cueste realmente conseguir cada prospecto.

Un prospecto es aquel cliente posible que tiene la información de lo que tu ofreces pero que todavía no ha comprado nada, todavía no ha pagado una sesión, no ha recibido servicios; en cambio, un cliente es aquella persona que ya ha pagado por tus servicios, entonces ¿cuánto gastar para comenzar tu ejercicio profesional como coach, o tu practica de coaching?… pues eso solamente lo sabes tú.

Si conoces el mercado, dependerá de tu mercado y de cuanto cueste llegar a los prospectos, de cuanto cueste que un cliente posible sepa de ti, tenga la información sobre tus servicios y tus productos (eso lo convierte en un prospecto), y de cuanto te cueste a ti convertirlo en un cliente o en una persona que paga por tus productos y servicios.

Entonces esas son las 2 variables que uno toma en cuenta para por ejemplo planificar presupuestos de marketing. Hay que entender los costos para poder llegar a un cliente posible, y los costos para poder adquirir a un cliente. Cuando pase un tiempo (un año), vas a poder calcular cuánto te ha costado a ti en infraestructura, en ropa, en gastos… llegar a cada prospecto, a cada persona posible como cliente.

También vas a poder sacar el costo de cuanto te ha costado tener cada cliente. Básicamente coges el costo total y lo divides entre los clientes totales, si has tenido 10 clientes y has gastado 100 euros, pues cada cliente te ha costado 10 euros.

Entonces hay que tener esto en cuenta, y para no cometer el error de gastar mucho en tu practica de coaching, o muy poco, lo que yo recomiendo es: ser cauto, comenzar gastando muy poco, y una vez que empieces a facturar, una vez que empieces a tener ingresos, puedes aumentar este gasto.

Una vez que tengas suficientes clientes, hayas anotado suficientes prospectos, y tengas un flujo de dinero que en costos y en ingresos… vas a poder sacar esa formulita que te va a decir cuánto te cuesta adquirir un prospecto (una persona que no te ha comprado pero sabe de ti), y cuanto te cuesta adquirir un cliente (una persona que te ha comprado).

Más adelante vas a poder sacar tu formula (tu ratio) de cual es el ingreso posible por cliente, cuando tienes varios años trabajando te vas a dar cuenta que los clientes son los primeros que te vuelven a comprar algo, por ejemplo que te vuelven a llamar porque quieren una consultoría, una consulta, o porque quieren una sesión de coaching porque están pasando por un problema, etc.

Te darás cuenta que un cliente pago tiene una probabilidad muchísimo mas alta de volver a comprarte con respecto a un prospecto de cliente, y por supuesto un prospecto de cliente que ya sabe de ti, tiene la información de ti… tiene una probabilidad muchísimo mas alta de comprarte que un cliente posible que no sabe nada de ti.

Pues aquí los dejo entonces, ten cuidado con cuanto gastáis, experimenta, yo le llamo lanzar pruebas, hacer pilotos, aprender de la experiencia de otros, y hacer pequeños prototipos, pequeñas pruebas. Igual pasa con cualquier negocio, cuando uno hace un negocio es bueno probar primero gastando poco, y si tienes señales de que eso funciona gasta un poco más.

No cometáis el sexto error del coach, que es gastar demasiado o muy poco en tu ejercicio de coaching.

Nos vemos en el próximo artículo.

Chao!