Puedes encontrar la entrada con el vídeo original aquí

Transcripción del video:

Hola!

Aquí Pablo Franzo del blog del coach…

Hoy les quiero hablar sobre que paso la semana pasada que no pude publicar nada en el blog, y tiene que ver con las prioridades. No se puede hacer todo y a veces las prioridades no te permiten hacer aquellas cosas que te gusta y te entretienen, y tienes que postergarlas.

Una técnica muy simple para saber donde esta esa línea a veces borrosa entre lo importante y lo que no es tan importante (en mi caso pues yo la utilizo, aunque no es trivial y parece muy simple, porque hay muchos días que sencillamente me olvido de usarla!), y es revisar en la noche tu agenda (en mi caso yo uso Google Calendar) y tu lista de cosas por hacer, y aunque sea mentalmente marcar cuales son las prioridades para el siguiente día, que tiene que pasar el siguiente día para que sientas que tu día fue productivo.

Yo lo hago en la noche, y lo hago de nuevo en la mañana antes de comenzar la jornada, de esa manera cuando termine el día se que he hecho 1 o 2 cosas muy importantes que me han ayudado a avanzar hacia los objetivos que tengo. Te permite pues relajarte en la noche y saber que vas avanzando y revisar de nuevo con la información de todo el día y de lo que has hecho ese día, y bueno ir avanzando poquito a poquito.

Hay veces que si uno no define cuales son las prioridades pues las va dejando sin querer para luego, y ese “para luego” en mi caso han sido días y a veces semanas, entonces el que las tengas claras en tu mente va a ayudar especialmente en la noche para que el subconsciente te ofrezca información que no tuviste en cuenta cuando decidiste las prioridades, y puede que en la mañana reevalúes esas prioridades y las cambies.

Es una técnica muy simple que os ayuda para entender que es lo que tienes que hacer en el día para que al final de él sientas que ha sido un día productivo, un día que ha valido la pena invertir esfuerzo en él.
Así que nos vemos en la próxima publicación de la semana que viene.

Chao!